1 (800) 567 8765 | name@somemail.com
bclose

Modistas encuentran fuente de ingreso en confección de mascarillas caseras

La propagación del covid-19 en República Dominicana ha provocado la escasez de mascarillas médicas, gel antibacterial y desinfectantes, los cuales forman parte de los productos utilizados para la protección de las personas ante el posible contagio del nuevo coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda utilizar las N95 (que filtra patógenos y el 95% de las partículas en el aire), pero encontrarlas en el mercado dominicano es un misión casi imposible.

La OMS solo sugiere usar mascarilla si las persona tiene tos o estornudos. “Sólo son eficaces si se combinan con el lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón”, sostiene.

Decenas de modistas han decidido dedicarse a confeccionar cubrebocas desde sus casas o talleres. Aunque se sobreentiende que su producto carece del rigor clínico necesario para protegerse, las emprendedoras entienden que brindan una alternativa para las personas que quieren evitar infectarse con el coronavirus.

“Decidí confeccionarlas para ayudar, ya que en la primera semana de anunciar el virus en el país, hubo escasez de mascarillas y la gente necesitaba protegerse”, explicar Reyni Román, diseñadora de modas.

Yuberis Tejada Cabrera, que ofrece estos productos en Baní, se motivó por una amiga que le recomendó elaborarlas. “Vi una forma de ingreso”, reconoce. “Mi mamá me dijo que aprovechara, porque la gente las necesitaban y que también no me caería mal (el dinero)”.

Tejada Cabrera, egresada de Diseño de Modas en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), decidió parar la confección de las mascarillas por el toque de queda, pero tuvo que reactivarse porque clínicas de su entorno comenzaron a hacer perdido de hasta 50 unidades.

“Tomé la decisión de confeccionarlas, porque escuché los comentarios de que estaban escasas y otros se quejaban de que gastan mucho dinero con el uso de las desechables”, expone Eulalia Mercedes Mambrú, quien vende sus productos en el distrito municipal La Victoria.

Precisa que tomó la decisión de “ayudar”, porque entendió que la situación (de emergencia por el covid-19) podría durar mucho tiempo. Añade que no fue sólo por los beneficios económicos, “sino también para aportar a un personal de pocos recursos, ya que es una sola inversión, porque son lavables, tienen un tejido de calidad y (se venden) a muy bajo costo”.

Precios y modelos

Los precios de estas mascarillas van de RD$90 a RD$250. Están elaboradas con distintas telas, lo cual permite ofrecer una variedad de diseños y colores.

“Las preparo con baylon y las hago doble”, señala Tejada Cabrera. Agrega que una bioanalista se encarga de correr la voz y prepararle un listado con nuevas órdenes, donde seleccionan el color y la cantidad que necesitan.

Sobre los materiales, Román explica que utiliza telas sintéticas, “ya que los orificios son más cerrados que los de fibras naturales”. Las prepara en forma de “bozal o picuda, porque este modelo deja menor espacio a la nariz y a la boca”.

Mercedes explica que sus mascarillas han tenido buena aceptación y buena venta. “Fabrico de 90 a 100 por día en variados colores”.

Falsa protección

La doctora María del Carmen Guzmán precisa que estas mascarillas no son recomendables para protegerse del covid-19. Advierte que les dan a las personas una “sensación de falsa seguridad”.

“Las mascarillas caseras sólo filtran polvo.Las partículas de los virus son muy pequeñas y pasan con facilidad a través de los tejidos de la tela. Es lo mismo que tener nada puesto”, asegura.

Pero Tejada Cabrera entiende que es mejor llevar una mascarilla casera a no “tener nada”. “Dicen que no son recomendable las mascarillas de telas, porque permiten que las bacterias penetren en las telas, pero digo que no necesariamente es como lo dicen, porque yo las hago doble y con una tela fuerte”.

Agrega que “hay muchas personas que están en contra de las mascarillas y dicen que no las usen, pero a no tener nada yo prefiero llevar una mascarilla”.

Para ella es un contradicción, ya que entre sus clientes son empleados del sector salud. “La mayoría de las personas que me las han pedido son médicos y enfermeras”.

Uno de los médicos que más recurren a utilizar mascarillas son los odontólogos. La doctora Jessica Messina asegura que usar cubrebocas caseros es “imposible” en la odontología. Además, “para evitar contagiarse del covid-19 no son eficientes”.

“Lo más importante es conocer el grado de filtración para las sustancias que desees evitar y de ahí puedes decidir si es eficiente o no”, puntualiza.


Fuente:

www.eldinero.com.do

About "Montero De Los Santos"